lunes, 3 de abril de 2017

TRASPLANTE



Imagen extraída de la red

Sólo le quedaba un cigarrillo, lo había tenido guardado todo aquel tiempo, pero no le importó encenderlo, aspirar bien hondo y después ir soltando muy, muy despacio. La ocasión lo requería y debía disfrutar esos momentos como si no hubiera un mañana. Había escogido el momento, la ventana abierta a pesar del gélido ambiente que se percibía y la soledad tan deseada. Todos dormían y ese momento de paz sabía que ya sería el último en esas mismas condiciones. Lo había prometido, se jugaba todo a una carta. De camino iba el nuevo, por eso necesitó darle al otro una eterna despedida.

Nani. Abril 2017

6 comentarios:

  1. Me he quedado pensativa y sin saber qué pensar, Nani.
    Eso sí, al pronto de ver la imagen me dio la sensación de que era un esqueleto vestido de tul.
    La ocasión lo requería.
    Un beso, Nani.
    Qué bonica eres escribiendo minirelatos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Tecla. Tú si que res bonica con tus letras.
      Besicos muchos.

      Eliminar
  2. Cuánto daño ha hecho el tabaco...
    Cáncer de todo tipo, trasplantes...dolor...
    Una pena que podría haberse evitado.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Toro. Demasiado daño y demasiadas familias hechas polvo.
      Besicos muchos.

      Eliminar
  3. Que se fuera bien ahumado. Buena despedida.

    Abrazos soleados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, Claro Lola. DE todas maneras se la estaba jugando.
      Besicos muchos.

      Eliminar

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE... PASA.