lunes, 18 de septiembre de 2017

PRESENCIA DIFUSA



Imagen recogida de la red

Otra vez tengo la sensación de que estás aquí. No consigo verte, pero te siento. De vez en cuando vuelves y lo sé porque te huelo. El vello se me eriza y el corazón se acelera. Presiento que necesitas de mí y no puedo hacer nada, solo acariciar esa presencia difusa y olorosa. Mis mayores decían que rezara pero no puedo (igual no es eso lo que quieres). Pido que estés bien y que me ayudes (lo mismo es a eso a lo que vienes). Cuando quieras hazme saber que necesitas, intentaré Dios sabrá cómo estar ahí.

DE PROFESIÓN, MADRE

-¿Otra vez te has caído?
-¿Quieres un besito mágico?
-¡No por favor no llores, si tan solo es un rasguño!
-¡No quiero pensar cuando te hagas o te hagan daño de verdad!
Hoy todo se cura con besitos mágicos –piensa.
-Cuando crezcas espero que la pócima la lleves adherida a tu manera de ser y para ello, pido ser coherente, respetuosa y la madre que necesitas cuando vengas hecho trizas y yo entera, para recoger los cachos productos de tus experiencias.

REPETICIONES

Otra vez volviste a decirlo.
Sonaba aquella canción que escuchaba infinidad de veces. Su voz y la tuya confundían mis sentidos. No sé si me estaba haciendo selectiva o prefería quedarme con lo positivo, pero tus repeticiones me hacían daño y su voz, era un bálsamo para mis oídos encallecidos por el insulto y la falta de respeto.


Nani. Septiembre 2017

viernes, 15 de septiembre de 2017

LOS COMIENZOS




Viernes creativo: escribe una historia (Propuesta de esta semana)


¿Te acuerdas cuando salíamos del colegio y nos íbamos a merendar a casa de la abuela?
Mientras saboreábamos la onza de chocolate con pan y mantequilla, tú me contabas secretos que a mí me escandalizaban y otros me divertían, pero el que más me sorprendió fue aquel que se refería a tu primo Luisito. Aquello no me lo podía creer. Siempre fue un ser muy especial y ya de niño apuntaba… Las abuelas, las tías y el resto de mujeres de la familia se revolucionaron. Los hombres se miraban y sonreían, hasta aquel día que lo expulsaron del colegio. A partir de ahí su padre le puso las cartas sobre la mesa y acabó en un internado ¡me dio algo de pena!, aunque allí consiguió ser el ingeniero más aplaudido, hacerse el rompe corazones más afamado y el chico más guapo del entorno. Después supimos que no le fue bien en su matrimonio ni conoció a su hijo y que allá, al otro lado del océano vive o sobrevive. Me acuerdo mucho de él y no me gustaría que se parecieran o le imitaran mis allegados. A veces, de alguna forma u otra consentimos a los niños, les reímos las travesuras y no los dejamos ser o hacerse, así como mientras tanto, nosotras entre visillos fuimos unas cotillas.


Nani. Septiembre 2017

miércoles, 6 de septiembre de 2017

ANUNCIOS POR PALABRAS 14



Imagen obtenida de la red

UN TROZO DE MANTITA

Se busca por la comarca una mochila de color azul con bolsillos en tonos más claros, perdida en el parque de los Robles, justo alrededor del tobogán rojo y verde. Pertenece a un niño muy especial. En su interior además de llevar el material escolar correspondiente al curso de 1º de ESO  en la escuela pública “Tomás Robles”, lleva un trocito de mantita de pelo de color crudo (blanco roto como se le llama ahora). Ese trozo de manta es el que más interesa recuperar, ya que dicho niño tiene una enfermedad de las llamadas raras, sufriendo de ataques de pánico siendo ese trozo de tela en concreto, lo único que consigue serenarlo en esos momentos difíciles. Se podría sustituir por otra de semejantes características, pero resulta que el niño sabe que no es la suya y en lugar de mejorar, produce el efecto contrario.
Sus padres, abuelos, familia en general y profesores del colegio anteriormente mencionado ruegan a quienes la hayan encontrado, la dejen o bien en la oficina de la policía local, en la emisora de radio o en la secretaría del colegio, siendo lo que más interesa ese trozo de mantita. El resto aunque la familia es humilde pueden adquirirlo de nuevo (ya en la radio local se ha hecho un llamamiento y hay personas interesadas en reponer el material), pero esa lanita y un llavero de la ranita Pepa colgado en uno de los laterales, se agradecería enormemente recuperar.
En nombre de la familia, docentes y lugareños en general, se agradecerá la reposición. El chaval es un niño muy entrañable y querido por todos, al que cuesta verle triste y esquivo. Parte de su equilibrio y seguridad está en paradero desconocido por eso desde aquí, hacemos este llamamiento y rogamos la colaboración de la persona que haya encontrado la mochila. En este caso la empatía es la única recompensa que volvemos a repetir, se agradecerá a raudales.
Saludos y agradecimientos desde el departamento de bienestar social.


Nani. Septiembre 2017

jueves, 24 de agosto de 2017

VACACIONES AL INFINITO (ENTC)





Le ha costado, pero al fin lo ha conseguido. Ha pasado tiempo hasta ahorrar lo suficiente. Su ilusión es salir de Madrid, hacer escala en París, seguir hacia Düsseldorf donde nació, continuar a Bremen y allí visitar a los que fueron sus padrinos y que apenas recuerda físicamente pero sí, por las descripciones de su progenitor; llegar hasta Hamburgo para dejar un ramo de flores en el lugar donde enterraron a su gemela Berta, reunirse con Fran su primo y juntos pasar a Polonia con el objetivo de conocer el campo de concentración de Auschwitz. Es la ilusión que los dos parientes han ido fomentando en las distintas vacaciones pasadas en el pequeño pueblo donde viven los abuelos; saben que en dicho lugar reconstruirán la historia del bisabuelo Antonio y le darán sentido a las lágrimas que siempre escondía de las  miradas infantiles, pero que siempre empaparon aquellos dos diminutos corazones.
Hoy, con la calina agosteña almeriense se coloca la mochila, se ajusta la gorra y sube a su amada bicicleta para empaparse de paisajes, emprender las vacaciones más deseadas de toda su existencia y cerrar un ciclo.


Nani. Agosto  2017

domingo, 6 de agosto de 2017

CONTADORA DE HISTORIAS



Cuando era pequeña le gustaban mucho las historias que le contaba la abuela a la puerta de casa, en las tardes-noches de verano mientras mamá las llamaba para la cena. La abuela se sentaba en la silla de enea y ella le escuchaba atenta en el tranco de la puerta. Era una delicia lo fresquito que estaba pero sobretodo, estando frente a ella podía admirar las expresiones de la contadora de  historias y a la vez escucharla muy atenta.
Recuerda relatos de antepasados, de pastores y lobos y de los habitantes misteriosos del bosque, aunque con los que más disfrutaba era con los cuentos de sirenas, pescadores y hadas que se disfrazaban de habitantes marinos cuando la mar se ponía rebelde y aparecían a castigar malhechores, rescatar objetos perdidos y hacer felices a los marinos que luchaban con las olas, desafiaban los vientos e incluso alguna vez, hacían frente a los barcos piratas que surcaban los mares con contrabando de ron, de oro y piedras preciosas o con brujas malignas que querían arrebatar la belleza a las sirenas, a los jóvenes lugareños o apoderarse de la fuerza de los luchadores que surcaban los océanos. No le gustaba tanto la historia del rey Neptuno con su estridente dorado y su corona de aguamarinas. En realidad le daba más miedo que otra cosa, ya que la abuela imitaba su voz y hacía gestos muy exagerados para emular un gigantesco rey poderoso, que a ella le cohibía en su inocente infancia.
Después y con el transcurso del tiempo le hace sonreír ese recuerdo y guardar con especial cariño todo lo que le enseñó, el amor que le dio y esa dulzura que nunca más encontró en otro ser humano. Aquella contadora de historias fue única en su talento, encanto, valores a transmitir y que ella recogió como si fuera una esponja, de aquellas que también aparecieron en el increíble repertorio de la abuela. 


Nani. Agosto  2017

viernes, 28 de julio de 2017

LA MAR DE LOS DESEOS



Aunque nació en una casita de pescadores, nunca había pisado la mar ya que sus padres tuvieron que salir de aquel lugar después que terminara aquella infame guerra y buscar trabajo en los viñedos franceses primero y más tarde, en las fábricas alemanas. Sabía mucho de humo, de salchichas y cerveza, de tardes muy cortas y de prisas para ayudar en casa y llegar a punto al colegio. A pesar de todas las estrecheces en aquellas tres habitaciones del principio, consiguieron sus hermanos hacer carrera y ella aprender varios idiomas, lo que aprovechó para en casa hacer trabajos de traducción. En la editorial donde llegó a tener merecida reputación, siempre le ofrecían obras infantiles donde tradujo a los mejores, tanto en italiano, francés y castellano. Siempre estaba muy ocupada y no conseguía tener tiempo para cumplir su mayor deseo. Se hizo mayor, formó una familia y seguía con la literatura entre manos y sólo viajaba con el libro que le tocaba traducir, por eso ahora que ya ha cumplido los sesenta y cinco y se jubila, no quiere dar lugar a que pasen más años y en casa lo ha propuesto. Este año se van todos a visitar la playa donde nacieron su familia y ella. Verá ponerse el sol en el horizonte y sus pies se refrescarán en la mar de sus sueños. Después la vida seguirá, pero habrá cumplido el deseo que toda la vida había guardado entre páginas, historias y cuentos.

Nani. Julio 2017

lunes, 24 de julio de 2017

CREÍ HABERLO ENTERRADO



Imagen recogida en la red

Mientras conduzco por la llanura manchega voy escuchando un programa musical, que de pronto es interrumpido por una desagradable noticia ocurrida precisamente en el pueblo de mis padres a donde me dirijo. Han encontrado en un viñedo bastante conocido a un niño desnudo, desnutrido, magullado y parece ser que con lesiones extrañas. Me recorre un sudor frío por la espalda y me acuerdo del señor oscuro como le llegamos a llamar. Revivo las amenazas, las vejaciones y todo lo que nos hizo sin poder contarlo nunca. No sé si volverme o terminar el camino, hablar y cerrar el ciclo.

Para relatos con banda sonora, inspirado en la canción: Cold Blooded Old Times de Smog.

Nani. julio de 2017


LA CASA ENCENDIDA

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE... PASA.